Nahuel Levaggi: «Cada uno de los despedidos es gente que no tiene para consumir»