El anuncio del gobierno nacional de importar alimentos atenta directamente contra la producción nacional, sobre todo los sectores cooperativo, pymes, pequeño productor y campesino.

Cada kilo de alimento que se importe será un productor menos, unx trabajadorx menos y cooperativas y pymes que cerrarán.

No es la forma de bajar la inflación

El 60% de los alimentos frescos que se consumen en las mesas argentinas, son producidos por las familias pequeñas productoras. Con tarifas de combustible y energéticas liberadas, es imposible controlar los costos de producción y el pueblo sufre cada vez más.

Señor presidente, es ERRADO querer bajar la inflación destruyendo la producción nacional y local. Es ERRADO continuar instaurando políticas públicas que conforman un plan de negocios macroeconómico que SOLO beneficia a los poderosos.

Es ERRADO desconocer que el entramado económico, productivo y social necesita de un pueblo con trabajo y capacidad de satisfacer sus necesidades, porque aunque avance otorgando beneficios a los poderes económicos, el deterioro social no tardará en explotar. Es ERRADO que un país productor de alimentos los importe.

Somos el campo que alimenta, el que entiende al ALIMENTO COMO UN DERECHO, Y NO UNA MERCANCÍA, el que produce trabajo y arraigo, el campo solidario. En 2016 presentamos el proyecto de Ley de Acceso a la Tierra que propone un conjunto de cinco leyes que abarcan temas como los arrendamientos rurales, el financiamiento y fomento del cooperativismo, la transición agroecológica y la segmentación de políticas impositivas agrarias. Aún no logró su aprobación.

Además, gestamos y sostenemos un circuito de producción y comercio justo que contempla costos y evita especulación. Sostenemos colonias agroecológicas, nodos, almacenes y mercados donde se procura no solo mejorar el precio al productor, sino también llegar al consumidor con alimentos sanos y a precios accesibles.

Por todo esto, sabemos que existe una alternativa real y la estamos construyendo. También sabemos que cada kilo importado, es una Argentina más pobre.