Somos PIP – Productores Independientes de Piray – adheridos como organización cabecera a
UTT en la Provincia de Misiones, pero hoy y desde hace años hablamos y luchamos no solo por
nosotros, sino por todas las familias de nuestra zona, exponiendo las injusticias, las necesidades
y las problemáticas a las que se enfrenta nuestra colonia.

Somos más de trescientas familias distribuidas en tres barrios: Santa Teresa, Barrio Unión y
KM18. Estamos ubicados a 13KM del centro de Eldorado, nuestra ciudad más cercana. Es por
ello que es ahí donde nos dirigimos para hacer trámites en el banco, pagar cuentas, comprar
mercaderías, ir al hospital o a la farmacia y todo aquello que implique servicios que no
encontramos a disposición en nuestra zona.
Sin embargo, todos estos derechos se vieron cortados desde que se declaró la cuarentena, ya
que el municipio decidió arbitraria, injusta e ilegalmente bloquear el único camino que nos lleva
directo a la Capital del Trabajo. Nos dejan totalmente desamparados ante la eventualidad de
tener que asistir al pueblo por cuestiones de urgencia o necesidad e ignoran a todas las familias
que aquí vivimos. En lugar de hacerse cargo y brindar ayuda, pareciera que les interesa más el cobrar las multas y
los impuestos, pero relegan, pasan por alto y no se hacen cargo de las atenciones y servicios
básicos que un Estado competente debe brindar. La cuarentena les vino como anillo al dedo
para lavarse las manos de los humildes, que evidentemente, les molesta.
Eldorado siempre fue nuestra ciudad cabecera, por cercanía, por cuestiones de movilidad, por
casos de urgencia médica, para abastecernos, etc. Aquí todas las familias tenemos niños, adultos
mayores o gente enferma dentro de nuestras casas (a lo que se suman los cientos de casos de
dengue) y no estamos en contra de los controles, pero destruir los caminos es un acto criminal
y de vandalismo. A propósito de esto, cuando una y mil veces solicitamos al municipio que por
favor arregle el acceso al pueblo, el cual se encuentra intransitable (los que vienen al balneario
municipal Piray Guazú lo saben) nos dicen que no hay recursos, que las maquinas no están
disponibles, que ya dentro de unas semanas pasarán, y sí efectivamente, pasan las semanas, los
meses, pero ninguna maquina pisa nuestra calle. Sin embargo, para obstruir el paso, para
inhabilitarnos a transitar, para dejarnos aislados… ¡Vinieron dos veces en tres semanas!
Sostenemos con la fuerza y organización que caracteriza a nuestra comunidad que el actuar del
municipio en este caso es inmoral, injusto y pernicioso, pero además cae en una cuestión aún
más grave ya que es inconstitucional. Un intendente no tiene la facultad para bloquear de esta
forma a una comunidad entera. Es una medida contraria a la constitución nacional y violatoria
del decreto 297/2020 que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio.
Tenemos claro que la cuarentena sigue, pero según el ARTÍCULO 6 expuesto en el boletín oficial
existen ciertos rubros que están exentos de cumplimentarla por cuestiones de necesidad. En
esos rubros básicos, son los que trabajan y trabajamos la gran mayoría de nosotros, nuestros
vecinos, nuestros compañeros: en supermercados, cadenas productivas de alimentos, servicios
básicos, construcción, seguridad, talleres, etc. Y abro la pregunta: ¿Cómo se supone que llegarán
al trabajo si se les bloquea el paso con un pilón de tierra y troncos de árboles? ¿o cómo se supone
que llegaran al hospital nuestros enfermos?

Como familias humildes, en la colonia entendemos que, en estos momentos de crisis sanitaria,
más que nunca necesitamos contención, unidad y solidaridad. Solicitamos a las autoridades que
revean el bloqueo de nuestro camino, que se nos respete y que la intención sea cuidar, controlar
y ayudar y no bloquear definitivamente a nuestros conciudadanos.

PIP
Productores Independientes de Piray – UTT