En cuarentena, nuestra absoluta prioridad es el abastecimiento de alimentos para todos y todas.

 

Campesinos y campesinas, medianos productores y productoras, y cooperativas de todas las regiones del país, conscientes de la crítica situación que atraviesan las y los trabajadores de las barriadas más humildes, desde el primer día de la pandemia garantizamos mantener el mismo precio para los alimentos que producimos y comercializamos.

Ante la declaración de la emergencia sanitaria, nos pusimos a disposición del pueblo y del gobierno en nuestro rol de productores de alimentos, y por eso hoy adherimos fuertemente al COMPROMISO SOCIAL DE ABASTECIMIENTO.

Esta iniciativa del Mercado Central de Buenos Aires compromete a toda la cadena de producción, distribución y comercialización de alimentos a asegurar el abastecimiento y precios fijos, enfrentando entre todos la especulación y el aumento de precios.

Estamos comprometidos.