Mirian Samudio pertenece a la organización PIP -Productores Independientes de Piray- uno de los 13 grupos organizados con mas historia de la Unión de trabajadores de la Tierra en Misiones, entre las cuales alcanzan a más de 750 trabajadores y trabajadoras. «Somos más de 100 familias que estamos cultivando en nuestra Colonia Agroecologica de 166 hectáreas», señala.

«De manera agroecológica significa sin químicos, sin agrotóxicos, sin envenenar la tierra, sino tratando de hacer una producción sana, fresca y saludable para el autoconsumo y para la comercialización», explica Miriam.

La organización esta ubicada en la provincia de Misiones, sobre la ex ruta 12, Puerto Piray, a la vera del Río Paraná, donde el 70% de las tierras están en manos de la empresa Alto Paraná Arauco (APSA), la forestal más importante de la Argentina y una de las más grandes de América Latina. Pertenece desde 1996 al grupo chileno Celulosa Arauco y Constitución S.A.

Mirian cuenta la barbarie que produce Arauco desde hace décadas. «Tienen plantaciones de pinos. Son mares de pinos alrededor de nuestra comunidad. Por muchos años vienen trabajando con los agrotóxicos, envenenando la tierra y el ambiente, los arroyos de la zona, las nacientes, contaminando todo lo que significa el ecosistema cerca de nuestra comunidad».

«Hace más de 18 años que como organización empezamos a juntarnos las familias, a trabajar en conjunto, para ver cómo podíamos hacer para que esos pinos y el monocultivo se retiren de alrededor de nuestras casas. Y así fue que logramos una ley provincial en 2013, que otorga tierras de Arauco a manos de familias de Piray. Son 600 las hectáreas declaradas en la ley las que deben ser entregadas, donde hoy tenemos solo 166 en mano. Mientras que seguimos luchando para que se cumpla con la ley, mejoramos dia a dia nuestra colonia agroecologica, con trabajo familiar y comunitario. Tenemos una mirada sobre la comercialización directa y justa, poder llevar esos alimentos y productos agroecológicos alrededor de nuestros pueblos, como Eldorado, Puerto Piray y Montecarlo, esto es posible porque la tierra nos pertenece y en ella podemos cultivar lo que el pueblo consume», explica Mirian.

En las diferentes chacras se produce la mandioca -que en Misiones es como el pan de cada día-, hortalizas y frutas, entre las que destacan la batata, zapallos, calabazas, sandías, melones, pepinos, porotos -con todas sus variedades-, choclos, maíz -tanto el blanco para el autoconsumo, y también el maíz duro para los animales-.

Explica Mirian que en las colonias agroecologicas «también criamos gallinas, chanchos, hay compañeros que tienen yuntas de vacas para la leche del autoconsumo. También alimentamos a los pollos y distintas aves. La lucha siempre es seguir produciendo lo que las familias deciden consumir y que quieren seguir agregando al modelo de producción, siempre de manera agroecológica».

Señala además que «la propuesta de producción que tenemos -desde que empezamos a luchar por las tierras y por defender nuestro medio ambiente- es que sea sana, sin químicos, naturalmente producida. Nosotros preparamos nuestros propios insumos naturales, ya sea fertilizantes como el abono y para espantar a los bichos, respetando siempre la biodiversidad y el ecosistema que tiene cada territorio, cada zona en la provincia de Misiones. Somos alrededor de 300 familias que estamos llevando adelante esta propuesta de una producción sana y saludable de la utt en todo Misiones y en las diferentes chacras, ofreciendo no sólo a las familias de nuestra organización, sino también a la sociedad misionera», «queremos que todas las familias que integran la UTT hagan agroecologia, por eso es tan importante avanzar con la propuesta de Colonias Agroecologicas».

En este sentido agrega que «ahora estamos llevando adelante esa comercialización mediante las ferias, llevando nuestros productos a los feriazos y alimentazos, haciendo difusión sobre qué alimentos estamos ofreciendo a la sociedad. Y ahora tenemos como propuesta poder llevar en conjunto la producción para la venta en Buenos Aires de lo que nos excede aca. Además existe una propuesta a futuro de que podamos lograr abrir un almacén de nuestra organización tanto en Posadas como en Eldorado».

«Como expectativas y objetivos a futuro queremos que Misiones tenga otro modelo de producción, porque actualmente casi la totalidad pertenece a la empresa Alto Paraná. Está tan maltratada, tan envenenada nuestra tierra, nuestro ambiente, con tantos años de agrotóxicos, de químicos, de venenos, que queremos cambiar ese modelo de producción. Hoy también estamos resistiendo a lo que significa el maíz transgénico y todo su paquete tecnológico. Queremos demostrarle a la sociedad que estamos dispuestos a salir a defender nuestra provincia, nuestro territorio», «para esto contar con tierra propia es fundamental», dice Mirian.

Se esperanza además cuando expresa que espera que «logremos -entre todas las bases de la UTT y las demás organizaciones- trabajar este modelo de producción agroecológica, sana y saludable, y que podamos armar cadenas de comercialización teniendo en cuenta que el consumidor y nosotros -como productores- hablemos de precio justo. Ese precio en donde se le reconoce al productor el esfuerzo y el trabajo que hace en la tierra, y a la vez tener en cuenta -con la situación difícil que está pasando nuestro país y nuestra provincia- que el consumidor logre ese alimento sano y saludable para la mesa de cada día de su familia».

Foto: Vacabonsai Colectivo Audiovisual