Los pequeños productores proveemos el 60% de los alimentos que se consumen en la Argentina, y somos parte fundamental del Consejo contra el Hambre, una convocatoria que aglutina a sectores políticos, empresariales, sociales y productivos en el marco del Programa Argentina Contra el Hambre.

Esta segunda convocatoria encabezada por el mismo Alberto Fernández, contó con la presencia de los ministros de Desarrollo Social, Economía, Salud, Infraestructura y Agroindustrias, entre otras autoridades.

La UTT ha remarcado públicamente que frente a la emergencia alimentaria, la prioridad es fortalecer a las familias más vulnerables para que se garantice el derecho a acceder a cada plato de comida, y coincidimos con la palabras vertidas en la reunión de hoy por Victoria Tolosa Paz, Presidenta del Consejo de Políticas Sociales, quien afirmó la centralidad de la agricultura familiar en la provisión de los alimentos para la estrategia de lucha contra el hambre.

Luego de esta segunda reunión Nahuel Levaggi quien participó en representación de la UTT expresó «las tarjetas alimentarias son un instrumento importante para enfrentar la crisis alimentaria y es necesario que se implementen dispositivos para que esas familias puedan comprar sus alimentos a las cooperativas y a la agricultura familiar, sin obligar a adquirir alimentos en los supermercados».

Enfatizó que «una política que además de asegurar acceso a productos alimenticios garantice la soberanía alimentaria y la calidad nutricional, debe apuntalar la creación de mercados populares de la agricultura familiar. Este es el mecanismo más adecuado para la provisión de alimentos frescos, cultural y nutricionalmente adecuados, a precios más bajos que en las cadenas de comercialización concentrada. Esta es la estrategia para asegurar además que los recursos públicos se reviertan en reactivación productiva y generación de empleo».

Las organizaciones representantes del cooperativismo y la agricultura familiar reafirman que la política contra el hambre será realmente efectiva si se alía con el campo que alimenta.