Desde la Union de Trabajadores de la Tierra repudiamos el golpe facista y racista contra el estado plurinacional de Bolvia. El presidente Evo Morales, quien a horas de la tarde presentó su renuncia, señaló que es un golpe de estado lo que se está llevando adelante. Dimite del gobierno de su país para que no haya más derramamiento de sangre.

Como en los peores tiempos de los golpes de estado durante las décadas del 60 y el 70 en América Latina, las derechas golpistas no aceptan los procesos democráticos, generando quiebres institucionales y violentando a los pueblos. Una vez más el golpe de estado se da con apoyo de las oligarquías, la policía, el ejército y la participación de EEUU.

Al mismo tiempo se ha lanzado una persecución terrible contra dirigentes campesinos e indígenas, golpeándolos, secuestrandolos, quemandoles sus casas y persiguiendo a sus familias, y aunque Evo haya renunciado estas acciones no cesan.

El objetivo del Imperialismo es convertir a Bolivia otra vez en un país para una elite alineada con los saqueadores del imperio.

Son los mismos de la masacre de Pando, las oligarquías separatistas de la media Luna, los que no quieren ser parte de un país plurinacional.

FUERA YANKEES DE BOLIVIA!

FUERA EL IMPERIALISMO!

NOS SOLIDARIZAMOS CON EL PUEBLO DE BOLIVIA!