Defendemos la tierra y el agua para las comunidades

Por la preservación y defensa de nuestros territorios y el acceso al agua, a un solo grito decimos, políticas públicas para no desaparecer.

 

Desde la Unión de Trabajador@s de la Tierra, conformada por Comunidades Campesinas Indígenas, pequeñ@s agricultor@s, trabajador@s rurales en permanente asamblea y organización, nos declaramos en situación de emergencia y abandono estatal. No estamos dispuestos a aceptar en resignación la indiferencia de quienes gobiernan, ni el empobrecimiento constante, por las condiciones en que vivimos mientras vamos desapareciendo.

Sufrimos permanentes atropellos, desmontes, amenazas de desalojos nos cierran los caminos comunales propiciados por empresarios nacionales y extranjeros. Empresarios como Luis Recio, Hugo Moschen, entre tantos otros continúan desmontando y alambrando tierras que pertenecen a las comunidades con más de 200 años de existencia.

Sumado a estos graves problemas, no tenemos acceso al agua, al derecho humano más básico y vital de todos. Poblaciones enteras no tenemos agua para consumo humano. Todos los días inventamos formas de auto proveernos de agua, desde las más sacrificadas como el traslado de tachos con zorras y acopio en piletas, hasta las más denigrantes como compartir el agua que los animales toman en las represas.

En este contexto de permanente violencia por parte de terratenientes y por la ausencia del estado no podemos continuar con nuestra producción de alimentos, con la cría de animales, la recolección de los frutos del monte que son nuestro único sustento. Así también la venta de la producción se hace imposible por la inexistencia de caminos que conecten nuestras comunidades con los lugares más poblados. Que se comprenda que los caminos son nuestra única vía de comunicación con los lugares más poblados donde están las escuelas y el hospital para las situaciones de emergencias.

Por esto, este 22 de agosto en una acción colectiva de lucha las comunidades a lo largo del Salado Norte decidimos salir a las calles a manifestarnos pacíficamente. Somos más de 30 comunidades con representantes de los grupos de base en cada una de ellas.

Salimos a la calles de Bandera Bajada, para alzar nuestra mirada y nuestra voz para quien quiera escucharla. Es un grito de alerta porque estamos en plan de lucha por nuestros derechos más elementales, pero también de esperanza y de diálogo.

  • Exigimos un programa integral para el acceso al agua a lo largo del Salado Norte, con soluciones a corto, mediano y largo plazo.
  • Reclamamos la inmediata intervención del estado nacional, provincial y municipal para el arreglo de los caminos vecinales.
  • Por el avance del Juzgado de Tierras, para frenar los desalojos!
  • Políticas públicas, para la agricultura familiar campesina!

 

Contactos:

Raúl Paz 385 5026415
Armando Jiménez 380 4723965
Paola Escobar 385 4179371
Lucas Tedesco 1128604533

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *