MAQUINARIA COLECTIVA, UNA RESPUESTA ORGANIZATIVA PARA MEJORAR LAS CONDICIONES DE TRABAJO

El trabajo cooperativo mejora las posibilidades de cada pequeño productor. Acceder individualmente a la maquinaria necesaria para trabajar la tierra resulta algo imposible, sobre todo en estos años donde sufrimos un aumento constante del precio de los insumos para producir. Es por esto que nos organizamos para palear esta situación y mejorar las condiciones de trabajo para que en definitiva podamos vivir mejor. Con mucho esfuerzo y lucha logramos acceder a varios tractores de uso comunitario, entre otras herramientas.

 

Tener tractores y herramientas propias es fundamental para bajar los costos de producción y mejorar la ganancia de cada familia productora y su calidad de vida. Pero sobre todo cada vez que la organización consigue un nuevo tractor o una nueva herramienta, comienza un proceso organizativo del grupo que lo lleva adelante muy importante. Organizar el buen funcionamiento de la maquinaria colectiva, lleva a un proceso madurativo, mucho más allá que el propio proceso de lucha para conseguirlo. La autogestión de las herramientas colectivas genera organización de los pequeños productores. Nuevas tareas surgen aparte de producir y vender la verdura, tareas propias de cada productor. Administrar las herramientas colectivas, mantenerlas, generar nuevos puestos de trabajo, capacitarse, lograr que la herramienta llegue a todos los compañeros del grupo y tener asambleas donde democráticamente se lleve todo este proceso adelante es un desafío, donde el pueblo demuestra día a día que es posible la autogestión de las herramientas de trabajo.

La propuesta de la maquinaria colectiva surge como una respuesta a la imposibilidad del pequeño productor para acceder a la maquinaria propia. Con este proyecto, no sólo se generan puestos de trabajo, sino también el alquiler del tractor para cada productor es mucho menor, alrededor de un 40% menos.

Para saber más sobre cómo nos organizamos con el funcionamiento del tractor hablamos con Horacio Ruiz, compañero y tractorista de la Unión de Trabajadores de la Tierra – Florencio Varela,  explicando cómo se organizan, cuáles son las problemáticas y los beneficios de acceder a la maquinaria colectiva:

¿Cómo es el funcionamiento de la maquinaria colectiva? ¿Cómo se organizan en el grupo de base?

– Al principio, como todo, fue muy difícil. Arrancamos con algo nuevo y nos tuvimos que organizar para que el tractor funcione bien para todos los compañeros. El primer problema que surgió, era que tenía que viajar mucho para poca tierra, iba de un lado a otro y gastaba mucho gas oil para un trabajo. Después a través de las asambleas fuimos ordenando mejor los pedidos para que sirviera mas.

Mi función, aparte de manejar el tractor es armar por donde voy a ir. Voy armando los pedidos en función al trabajo que haya que hacer, junto 4 o 5 quintas de compañeros de la UTT ubicadas en la misma zona que necesiten las mismas herramientas, entonces voy y hago el trabajo. Anoto el numero de socio, el trabajo realizado y junto la plata que se va haciendo de los pedidos y después lo rindo al grupo. Con el dinero que se junta pago el gas oil, mi sueldo y lo que se necesite hacerle al tractor.

El costo por la hora del tractor es mucho menor al valor comercial, el valor del tractor que uno alquila comercialmente está arriba de los $900  la hora, el tractor de la UTT se paga $600. Es mucha la diferencia, sobre todo porque el costo del tractor es muy alto comparando todos los costos que se necesitan para producir.

-La gente creo que está conforme, yo trabajo como si fuera para mi quinta y eso se ve porque los demás compañeros me tratar muy bien. Me siento cómodo y me hace feliz con el trabajo que hago. Me pone contento.

¿Por qué un tractor y no otra herramienta o insumo?

-En la zona trabajan muchos tractores, pero siempre están ocupados. Como nosotros tenemos poca tierra, siempre nos dejan para el final o directamente no vienen. También el costo, el tractor de la UTT es mucho barato que el que se alquila en la zona. El precio del tractor nuestro sale de contemplar el precio del gasoil, mi sueldo, y un fondo para cualquier cosa que se rompa y herramientas, por lo tanto termina siendo mucho menor. hoy lo pagamos a $600 pesos y el que uno alquila esta mas de $900 pesos.

¿Cómo impacta el aumento de los precios en el costo de producción, pero sobre todo el precio del gasoil?

– Es muy difícil llevar la producción adelante con el aumento de precios que hay. Sube el precio del gasoil y sube todo, el costo del tractor, pero también el del flete que transporta la verdura. Sube todo y eso termina perjudicando también a la gente que compra verdura en la verdulería.

Hoy no se está cubriendo los costos, no es rentable. Lo seguimos haciendo, porque es lo que sabemos hacer, pero la situación está muy difícil con el aumento constante del combustible pero también de la luz, de todo en general. Esta propuesta de la maquinaria colectiva nos da un aire para mejorar nuestros costos.

Una respuesta a “MAQUINARIA COLECTIVA, UNA RESPUESTA ORGANIZATIVA PARA MEJORAR LAS CONDICIONES DE TRABAJO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *